TRADICIÓN HORTÍCOLA Y HUERTOS INFORMALES

DSC_0003

Dado que Barcelona tradicionalmente es una ciudad muy vinculada a la horticultura, estos huertos sirven de base para el presente reportaje. Son realmente pocos los que quedan, pensando en que barrios como Horta (véase foto abajo) o las colinas tanto del Montjüic como del Carmelo destacaban más que nada por el cultivo. En algunos sitios sólo la memoria de lxs vecinxs ve todavía lo verde donde el suelo está levantado para la próxima obra (véase el caso de la Sagrera arriba).

DSC_0034

Ya en su tiempo eran varios los motivos y maneras de plantar: campos de masías privadas, barrios populares en los que las casas se alquilaban con su pequeño jardín que se convertió en lugar de autoalimentación, espacios de ocio creados por el/la ciudadanx para salir del centro el fin de semana, o como concomitancia de la práctica del así llamado ´barraquismo` que ubicó a lxs inmigrantes del resto de España. Con la ampliación constructiva de la capital y sus ciudades vecinas la distinción entre centro y periferia resulta cada vez más difícil y también muchas de las zonas agrícolas antiguamente periurbanas se han convertido en huertos urbanos.

Si históricamente la cultivación no fue sólo cosa de la periferia, sino también desde lejos de las ciudades, la afiliación de esta práctica a concepciones urbanísticas contemporáneas no es ninguna innovación, sino más bien un retomar operaciones que durante mucho tiempo no fueron admitidas.

DSC_0004

Todavía proyectos de huertos que no coinciden con la idea de la política medioambiental de Barcelona se ven criminalizados, muchas de las tradicionales zonas agrícolas y barrios de huertos se encuentran en peligro por el constante crecimiento de la ciudad. Pero sus usuarixs intentan mantener el    valor histórico y alimentativo de estos sitios, cultivando no todos ecológicamente, pero muchxs apañándose de manera autogestionada.

DSC_0052-1

(fotos mayo/junio de 2009)

A %d blogueros les gusta esto: