Alicante

 

En octubre de 2009 expusimos Huertos Urbanos: Cultivando Barcelona en el Huerto Comunitario de Carolines en Alicante.

No sólo fue un fin de semana para trabajar en el huerto, sino también una fiesta de encuentro con l@s vecin@s, con una rica paella y un concierto en directo.

 

Okupado en primavera de 2009, el Hort Comunitari de Carolines se encuentra en un solar de 220m2 entre las calles de Julio Antonio y Jacinto Maltés en el barrio de Carolinas Bajas. Un grupo de jóvenes abre la puerta todos los domingos, queriendo la participación de tod@s l@s que quieran cultivar sus plantas.

 

DSC_0006

El 26 de abril de 2009, un grupo de vecinxs del barrio de Carolines (Alicante) liberamos al espacio que ahora es el Hort Comunitari de Carolines, casi un año y medio en los que hemos transformado un solar abandonado por las instituciones y lleno de porquería en un espacio abierto a todxs aquellxs que quieran utilizarlo.

 

A lo largo de la breve vida del huerto, se ha consolidado una asamblea abierta que aparte de gestionar el espacio, cada cosecha hace un llamamiento al barrio para plantar la nueva temporada y ampliar y mejorar el huerto. Se han hecho númerosas jornadas de trabajo, siempre adobadas con conciertos folk, hip hop combativo (con la DPK del barrio), rumba fusión etc. Se ha celebrado Tots Sants en contraposición al Halloween imperialista, se han hecho un mercado de trueque, charlas, talleres… El huerto también ha servido como espacio para otras personas y asambleas para poder realizar actividades, como el taller trimestral de confituras, las Hogueras Populares y Combativas o el Rock´n Truita. El huerto se ha convertido en un espacio lleno de vida y actividades, donde la gente del barrio acude, lo utiliza, lo cuida y se siente participante. En definitiva, hemos demostrado que entre todxs podemos recuperar los espacios que son nuestros y que somos capaces de autogestionarnos sin la batuta ni el consentimiento de aquellxs que dicen representarnos.

 

A la vez que hemos abierto un nuevo espacio en Carolines, hemos ido teniendo nuevas relaciones y amistades con más gente del barrio que, de una manera o de otra, también han hecho suyo este proyecto emancipador. La constancia, la ilusión, el apoyo mutuo, la solidaridad y el aprendizaje han hecho de este solar un lugar donde se pueden compartir ideas, inquietudes y proyectos que nos permiten generar alternativas a este sistema capitalista en crisis y que a la vez nos ha ido demostrando la capacidad de la organización comunitaria.

 

Las razones que nos han llevado a recuperar este espacio, han sido muchas:

 

  • Por un lado la legitimidad de gestionar los espacios que son nuestros y que la propiedad privada nos ha arrebatado, igual que la tierra es de quien la trabaja, los barrios y las calles son de la gente que vive en ellos y ningunx, excepto a nosotrxs mismxs, nos tiene que dar el permiso para retomar nuestro barrio de las manos de políticxs y especuladorxs que hacen de nuestros espacios, nuestros trabajos y nuestras vidas lo que les manda el mercado.
  • El actual modelo alimentario, con los alimentos llenos de productos químicos, los transgénicos y toda la mierda que tiran a lo que comemos, para conseguir una mayor productividad, afecta a nuestra salud, sembrando nuevas enfermedades y envenenando la tierra. No es menos preocupante que cada vez hay un control más duro sobre las semillas y los cultivos, dejando nuestra alimentación en manos de unas pocas multinacionales que deciden que vamos a comer, en función de sus intereses económicos. Por eso consideramos tan importante la soberanía alimentaría, queremos que se conserven nuestras semillas, que lo que comemos siga siendo sano y ecológico y, sobre todo, queremos decidir qué queremos comer y cómo tiene que ser cultivado. De esta manera, el Hort Comunitari de Carolines es un experimento de cultivar la tierra en el medio de un barrio, recuperando la cultura popular perdida durante décadas y debido a una globalización depredadora y el regreso de lxs alicantinxs a sus raíces que tantos años de tierra cubierta por el hormigón les han hecho olvidar.

 

  • La delegación de nuestra responsabilidad política y social con nuestro entorno mediante un papelito cada 4 años a esta falsa democracia, ha demostrado la incapacidad de lxs políticxs de decidir para todxs qué es lo mejor para nosotrxs (suponiendo que nunca se lo han planteado); hablamos de trabajo precario, paro, abandono de nuestros espacios, corrupción, marginalidad, todas son consecuencias directas de este sistema explotador que actúa a favor de lxs que más tienen, siendo nosotrxs los daños colaterales de sus ganancias. La autoorganización de la clase trabajadora, de manera asamblearia y participativa, en contraposición a su democracia representativa, nos ha demostrado que, unidxs, somos capaces de hacer maravillas y de cambiar esta consciencia individualista que nos han inculcado, a una consciencia colectiva que nos permite ayudarnos, lxs unxs a lxs otrxs, y construir un futuro nuevo entre todxs y para todxs.

 

Hay muchos motivos más por los que hemos decidido tomar este espacio y otros tantos para continuar este proyecto, pero el futuro del Hort Comunitari de Carolines no depende de la gente que ha estado cuidandolo hasta ahora, sino de todxs lxs que cada semana se van sumando a este proyecto para hacerlo todavía más participativo, heterogéneo y con más capacidad transformadora.

 

El texto en su versión original en catalá se redactó por la asamblea del Hort Comunitari de Carolines, que me lo mandó para publicarlo aquí. Como este es el blog en castellano, intentamos traducir lo que por nos es posible a este idioma (un blog en catalá está en construcción). Pero aquí os podéis bajar la versión catalana del texto también:

articleHCCcatalá

(Traducción al castellano: Stefanie Fock)

DSC_0019

 

Un video del huerto:

www.youtube.com/watch?v=uRu7iLk18Js

Para leer más sobre los huertos urbanos de Alicante (hasta ahora sólo en alacantí):

huertos urbanos en Alicante

 

A %d blogueros les gusta esto: