1_HUERTOS URBANOS: CULTIVANDO BARCELONA

Un huerto urbano crece en la repisa, en el tejado, en Centros Cívicos y colegios, en patios y al lado de vías de trenes, debajo del asfalto levantado o en tierra en barbecho, puede ser parcelado u organizado comunitáriamente, sus frutos llegan a la nevera de una sola casa o a la olla gigante de comedores populares. En él nacen amistades o incluso cooperativas para la distribución de alimentos ecológicos. Todos los tipos de huertos urbanos constituyen una forma de recuperar espacios desaprovechados y convertirlos en huertos, dandoles así un sentido.

Mientras cada vez hay más gente aburrida esperando que les entretengan en el entorno urbano, en Barcelona y sus alrededores hay muchas personas que creando activamente espacios contribuyen a traer la naturaleza y el saber sobre nuestra alimentación al entorno urbano y con esto a la vez se encargan de una nutrición más saludable y consciente.

Mientras el urbanita está acostumbrado a poder comprar todas las verduras en cualquier momento del año, en su huerto las planta según la temporada. Meter el campo en la ciudad significa entonces cambiar el ritmo de esta al de la naturaleza, pero a la vez tener en cuenta las características de un huerto urbano, sometido a la transformación constante de la ciudad.

Una gran cantidad de gente cultivando distingue a Barcelona de otras ciudades. En este reportaje se visualizan los huertos de esta ciudad, tan heterogéneos como sus habitantes -así como las diferencias entre la reapropiación de espacios y el reparto controlado de parcelas por el Ayuntamiento.

 

De la misma manera que una fotografía siempre es sólamente capaz de captar un fragmento de un cierto momento y sitio, también este proyecto sólo llega a mostrar una parte de las actividades en los lugares elegidos, así como sólo una pequeña parte de muchos huertos en Barcelona y alrededores.

Las fotos y los textos de la exposición de este reportaje de carácter documental, se basan en entrevistas hechas entre mayo y junio de 2009 con algunas de las personas de cada huerto. Aunque haya elegido esta manera para presentar los sitios según las visiones de sus usuarixs, siempre llevará una interpretación mia consigo, ya que no se ha dejado ni la cámara ni el bolígrafo a los mismos usuarixs.

Stefanie Fock

A %d blogueros les gusta esto: